Seleccionar página

Es importante tener en cuenta la fisiopatología de las afecciones tiroideas en el perro, para que una vez se nos presente el caso, podamos llegar a nuestro diagnóstico definitivo en pocos pasos, para lo cual le compartimos algunos datos importantes.

Estructura y función de la tiroides

En los perros, la glándula tiroides está formada por dos lóbulos separados que se encuentran a ambos lados de la tráquea y es responsable de la síntesis y secreción de tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). La glándula tiroides secreta grandes cantidades de T4 y pequeñas cantidades de T3. Después de ingresar a la circulación, más del 99% de la T4 se une a la proteína como reserva de almacenamiento.

Tiroxina

Es importante porque interviene en el control del metabolismo, promueve el crecimiento y desarrollo del hueso y cerebro, así como ayuda a mejorar la excitabilidad del sistema nervioso central, la frecuencia cardíaca, etc.

Tirotropina o TSH

Es producida por la glándula pituitaria, y regula la función endocrina de la glándula tiroides. El receptor de tirotropina se encuentra principalmente en las células foliculares de la glándula tiroides, y la estimulación de este receptor aumenta la secreción de T3 y T4.

Los niveles de hormonas tiroideas (T3 y T4) en la sangre afectan la liberación de TSH por parte de la glándula pituitaria: cuando T3 y T4 son bajos, aumenta la liberación de tirotropina y viceversa, es decir, una regulación de retroalimentación negativa.

En los perros, los niveles bajos de T4 y los niveles altos de TSH sugieren hipotiroidismo, pero los resultados normales o bajos de TSH no necesariamente lo descartan. Aproximadamente el 70% de los perros con hipotiroidismo verdadero tienen niveles altos de TSH. Sin embargo, los niveles elevados de TSH se encuentran ocasionalmente en perros sin signos de hipotiroidismo.

Función Tiroidea

La función tiroidea se evalúa principalmente midiendo la concentración sérica basal de tiroxina, que es la suma de la T4 libre y unida a proteínas en la circulación sanguínea. La mayoría de las hormonas secretadas por la glándula tiroides son T4. La detección de la concentración sérica de T4 se puede utilizar como prueba inicial para el diagnóstico de hipotiroidismo, y los valores individuales de T4 sérica no se pueden utilizar para determinar si la glándula tiroides funciona normalmente.

Hipotiroidismo Canino

Epidemiológicamente no existe distinción de género, sin embargo los perros de mediana edad y mayores son susceptibles, con una edad promedio de 7 años y las razas con mayor incidencia son:

  • Golden retriever
  • Doberman pinscher
  • Schnauzer
  • Cocker spaniel
  • Boxer

Las causas inmunomediadas y desconocidas de atrofia tiroidea son comunes en la forma adquirida y raras en la forma congénita.

Signos Clínicos

  • Metabólicos: Astenia, adinamia, somnolencia, letargia, aumento de peso, intolerancia al frío.
  • Dermatológicos: Alopecia endocrina simétrica, «cola de rata», seca, aumento de la fragilidad del pelaje, hiperpigmentación, seborrea seca o grasa, dermatitis, pioderma, otitis externa, edema mucoso.
  • Neurológicos: Debilidad, prominencia de la articulación del codo, ataxia, círculos, signos vestibulares, parálisis del nervio facial, convulsiones, parálisis laríngea.
  • Reproductivos: Ausencia persistente de estro, estro débil o nulo, sangrado de estro prolongado, desbordamiento mamario anormal o desarrollo de la glándula mamaria masculina, atrofia testicular, falta de libido
  • Cretinismo: El hipotiroidismo en cachorros se conoce como cretinismo, un retraso en el crecimiento y un trastorno del desarrollo etológico. Los perros con esta condición suelen ser letárgicos y no muestran la naturaleza juguetona de los cachorros normales. Otros signos incluyen muda retenida, alopecia, pérdida de apetito, retraso en la dentición y bocio

Diagnóstico del Hipotiroidismo

En el examen clínico y la exploración física encontramos Bradicardia, pigmentación de la piel, contractilidad miocárdica alterada, edema mucinoso, neuropatía, pioderma, atrofia testicular, alopecia simétrica no pruriginosa en la cara ventral y bilateral del tronco, cara caudal de los muslos, cara dorsal de la cola, cara dorsal de la nariz y cara ventral del cuello.

Es de esperarse encontrar un Hemograma con anemia no regenerativa normocítica normocrómica leve, Indicadores bioquímicos con colesterol elevado; disminución de ALT, AST, Ca y CK. Muy importante: Valores de T4 <1,2 μg/dL, así como concentraciones elevadas o normales de TSH.

Tratamiento

Dosis terapéutica inicial de levotiroxina 0,02 mg/kg una vez cada 12 h, después de 6-8 semanas de dosificación, la concentración del fármaco se ajusta de acuerdo con la concentración de tT4 y los síntomas clínicos. Después de la remisión clínica, la dosis de mantenimiento del fármaco se ajusta a al menos 1 dosis por día. En el futuro, se recomienda revisar tT4 una vez cada 6 a 12 meses y controlar TSH si es necesario.

¿Qué soluciones ofrecemos?

En Kabla Veterinary Dx ofrecemos el Analizador cuantitativo de Inmunofluorescencia Healvet AIF 3000 el cual cuenta con pruebas para Tiroxina Total y Tirotropina.

Analizador cuantitativo de Inmunofluorescencia | Healvet AIF 3000

Dispositivo de diagnóstico veterinario fácil de usar, con tecnología de inmunofluorescencia. Tiempo de prueba de entre 3 y 15 minutos, plataforma de pantalla táctil, sistema operativo en varios idiomas y libre de mantenimiento.

Prueba Rápida Cuantitativa de T4 (Tiroxina total)

Inmunoensayo de fluorescencia que se utiliza junto con HealvetTM FIA 3000 para la determinación cuantitativa de la concentración de T4 total felina en muestras de suero o plasma felinos. 

Prueba Cuantitativa de TSH (Tirotropina)

Inmunoensayo de fluorescencia usado junto con HealvetTM FIA 3000 para la determinación cuantitativa de la concentración de TSH en suero canino o plasma canino. 

Temas que te podrían interesar…

Diabetes Mellitus en Perros y Gatos

La Diabetes Mellitus (DM) es un trastorno metabólico crónico en el cual se ve afectada la capacidad del cuerpo para producir o responder a la hormona insulina…

El Diagnóstico de Panleucopenia Felina

¿Qué causa la Panleucopenia Felina? La panleucopenia es causada            por el parvovirus felino, que es un virus de ADN sin envoltura…